top of page
Buscar

GUÍA DE AYUDA PARA REFORMAS

Parcela urbana edificable para proyecto de vivienda unifamiliar entre medianeras

Al igual que hicimos con los proyectos de nueva construcción en nuestra anterior entrada del blog Guía de ayuda para nuevas construcciones, hoy os traemos guía de ayuda para reformas, con todo lo que hay que tener en cuenta antes de comenzar las obras.

 

1. TIPOS DE REFORMAS

Es importante tener claro qué tipo de reforma queremos o necesitamos hacer, pues de su complejidad dependerá el tipo de licencia necesaria, así como nuestro grado de intervención.


Principalmente podemos definir dos tipologías de reforma en función de su envergadura:

  • Obras menores: Son aquellas de escasa en las que se interviene únicamente en los revestimientos (solerías, enlucidos, enfoscados, alicatados, pinturas, etc.), sustitución de carpinterías sin modificar sus dimensiones o pequeñas modificaciones de las instalaciones existentes. En este tipo de obras es suficiente la presentación de una declaración responsable para la obtención de la pertinente licencia de obras

  • Obras mayores: Aquellas con un grado de intervención mayor, afectando a elementos estructurales, modificando el cerramiento del edificio (una ampliación, la apertura o desplazamiento de ventanas o puertas, por ejemplo), o modificando la cubierta. Para este tipo de obras sí es obligatorio la presentación de un proyecto, y por tanto, la presencia de un técnico colegiado.

Es muy importante destacar que si la reforma mejora la eficiencia energética de la vivienda, bien reduciendo el consumo de energías no renovables, o bien reduciendo la demanda de energía mediante mejoras del aislamiento térmico de la envolvente, podemos además gestionar la solicitud de subvenciones en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

2. EL PROGRAMA

Como en todos nuestros proyectos, llevaremos a cabo una reunión inicial en la que podremos definir necesidades, ideas y gustos. Compartiremos también algunos ejemplos de proyectos similares con el fin de poder hacernos una idea general de tus intenciones.


3. EL PRESUPUESTO

Elaboramos un presupuesto de honorarios técnicos donde describiremos todos nuestros servicios incluidos- En estos casos, no podemos incluir una estimación de costes totales de obra, como sí hacemos en los proyectos de nueva construcción, ya que las herramientas de cálculo de presupuestos no disponen de la suficiente precisión para aplicarlos en proyectos de reforma. Sí incluimos:

  • Tasas municipales: Tales como licencia de obras, impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO), fianza de residuos, etc.

  • Honorarios técnicos de arquitectura: Estos serían nuestros honorarios por la redacción del proyecto y la dirección de obra (DO)

4. EL CONTRATO

Si el presupuesto te parece adecuado procederemos a firmar el contrato de servicios profesionales. Al igual que en los proyectos de nueva construcción, este incluye los derechos y obligaciones de ambas partes, estableciendo plazos de entrega y fraccionamiento de los diferentes pagos.


5. LEVANTAMIENTO

Para poder elaborar el proyecto de reforma, es necesario llevar a cabo previamente un levantamiento planimétrico de la zona de intervención, bien de toda la vivienda si se trata de una reforma integral, o bien de las estancias o elementos concretos afectados.


6. PROYECTO DE REFORMA

Estará formado por planos de plantas, alzados, secciones e imágenes 3D, además de una memoria descriptiva. De tratarse de un proyecto de obra mayor, el proyecto deberá incluir toda la información técnica necesaria para poder llevar a cabo la construcción: planos de acabados, carpinterías, cimentación, estructuras, medición, etc. Además tendrá que ser visado por el Colegio Oficial de Arquitectos de la provincia.


7. SOLICITUD DE LICENCIA DE OBRAS.

Como decíamos al principio, si se trata de una obra menor, será suficiente presentar una declaración responsable, describiendo las labores que se van a realizar en la vivienda y un presupuesto de las mismas.


Sin embargo, si se trata de una obra mayor, tendremos que presentar el proyecto de reforma visado, y los plazos de respuesta se pueden alargar en función de cada ayuntamiento.


8. LA CONSTRUCTORA

Uno de los valores añadidos de la figura del arquitecto en las reformas, es la gestión de todos los agentes intervinientes, entre ellos la empresa constructora. Nosotros nos encargaremos de contactar a varias empresas, enviarles la documentación técnica de la reforma y valorar los presupuestos recibidos.


9. OBRAS DE REFORMA

Obtenida la correspondiente licencia de obras o aprobada la declaración responsable, podemos iniciar la obra.


En las obras menores la figura del director de obra (DO) no es obligatoria, pero sí muy recomendable. Nosotros como arquitectos, realizamos un seguimiento de los trabajos, comprobando que se llevan a cabo de manera fiel al proyecto, y defenderemos siempre los intereses del promotor.

 

Si tienes pensado llevar a cabo una reforma en tu vivienda, contáctanos y resolveremos todas tus dudas.


Comments


bottom of page